jueves, 28 de mayo de 2009

Líderes en precio de la banda ancha

Según un reciente estudio de la OCDE realizado sobre 30 países desarrollados, España es el 4º país donde la banda ancha es más cara. Tan sólo Corea del Sur, la República Checa y México superan los precios españoles. El precio mínimo de la cuota mensual es de 28,80 dólares -ajustados por la paridad del poder adquisitivo-. Esto no es nada nuevo, todos los años se repite la misma historia.
¿Es esto realmente cierto? Es cierto. Las ofertas de banda ancha por fibra óptica en países como Portugal y Francia, son incluso más baratas que las ofertas españolas de banda ancha sobre cobre. Lo que también es cierto es que en España durante los últimos años se han disparado los precios de todos los bienes y servicios, sin el equivalente incremento de salarios. Efectivamente la banda ancha es cara, pero es el único producto deflacionista a lo largo de los últimos años (aunque en algunos operadores no ha bajado el precio, sí han aumentado los anchos de banda y servicios añadidos). También es cierto que la banda ancha ofrece muchísimos servicios gratuitos (email, telefonía, periódicos, televisión de cualquier lugar del mundo, etc.) a los usuarios finales, es decir, sus beneficios compensan sus costes. ¿Cuanto cuesta cenar en un restaurante normal, llenar el depósito de gasolina, hacer la compra, tomarse una copa...?... Después de esta reflexión: ¿A que ahora la banda ancha no parece tan cara?...
En cualquier caso, una nueva tasa a los operadores, como la establecida por el Gobierno español con el fin de mantener un modelo "obsoleto" de televisión pública, no ayudará a que los operadores reduzcan los precios...

domingo, 24 de mayo de 2009

Descentralización de la AEIT


La constitución de la AITME (Asociación de Ingenieros de Telecomunicación de Madrid y Residentes en el Extranjero), con la que colaboraré como vocal, ha puesto fin al proceso de descentralización emprendido por la AEIT (Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicación), que ya cuenta con organizaciones en cada una de las comunidades autónomas. La AEIT (Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicación) es una asociación que vela por el prestigio social y técnico y por el progreso y desarrollo de los Ingenieros de Telecomunicación en toda España.
Hasta ahora, estas iniciativas estaban centralizadas en Madrid, donde históricamente han estado la mayoría de las empresas relacionadas con las tecnologías de la información y comunicaciones y donde por lo tanto residían la mayoría de los Ingenieros de Telecomunicación. El auge de esta profesión durante los últimos años, la proliferación de universidades que impartían estos estudios y la necesidad de contar con Ingenieros de Telecomunicación en la práctica totalidad de los sectores empresariales, ha puesto de manifiesto la necesidad de descentralizar las actividades de la AEIT en diferentes ámbitos territoriales.
Según los responsables de la AEIT, con este modelo se persigue, además de favorecer la relación entre los asociados, defender y mejorar la profesión de Ingeniero de Telecomunicación desde los diferentes ámbitos territoriales.
Son varios los medios que se han hecho "eco" de la noticia: DINTEL, IDG Communications, Silicom News, VNU, etc.

miércoles, 20 de mayo de 2009

La sostenibilidad de la fibra óptica


La sostenibilidad y reducción del consumo energético fue el tema principal de las presentaciones del pasado Febrero de 2009 en el FTTH Council Europe Conference en Estocolmo, al que tuve la oportunidad de asistir. Estas ventajas de la fibra son de las más desconocidas y una de las más importantes. En concreto, GPON (Gigabit Passive Optical Network) es la tecnología más óptima en este aspecto.
Estas ventajas se deben, en primer lugar, a las características de la infraestructura de red. Las mayores distancias que se soportan desde el nodo de acceso a los usuarios, permite una notable reducción de centrales. Debido a la naturaleza pasiva de la red de acceso, no se requieren repetidores desde la central a los clientes. Además, la infraestructura pasiva es compartida por varios abonados, reduciendo el número de puertos activos en los equipos de central.
Tampoco hay que olvidar la revolución que ofrecerá en cuanto a servicios ofrecidos, con anchos de banda de 100 Mbps o superiores y con muy baja latencia. Evidentemente, una red de fibra no supondrá una revolución si los servicios que se ofrecen son los mismos que sobre una red xDSL tradicional. No obstante, la fibra hace factible servicios como el teletrabajo, la telemedicina o la teleasistencia, todos ellos apoyados por videoconferencia de alta calidad. Esto minimizará la necesidad de los desplazamientos y viajes, con un impacto muy positivo para el control del efecto invernadero y la reducción de la contaminación atmosférica. La sociedad en Red reducirá las necesidades de papel, cuya fabricación tiene un gran impacto ambiental (tala de árboles, consumo energético, consumo de agua, vertidos contaminantes, residuos, etc.).

miércoles, 6 de mayo de 2009

Las telecos financiarán la RTVE


El Gobierno ha dedidido imponer a los operadores de telecomunicaciones una nueva tasa del 0,9% sobre sus ingresos (unos 300 millones de euros) para financiar a RTVE. La medida está asociada a la eliminación de la publicidad en la televisión pública. La noticia no es positiva para el sector por varios motivos:
  • En primer lugar, porque se financia a una cadena de televisión y radio que no aporta ningún valor en el sector audiovisual en el panorama actual. Hoy en día existen varias cadenas de televisión que se pueden disfrutar en abierto a través de la tecnología analógica tradicional y la televisión digital terrestre. Estas televisiones ofrecen distintos puntos de opinión, dependiendo de la cadena, en sus programas de noticias. Además ofrece una gran variedad de programas de ocio y entretenimiento, de la misma tipología de programas que la televisión pública. Es más, gracias a Internet, se pueden ver en abierto televisiones de todo el mundo. ¿Por qué financiar, por lo tanto, tanto ciudadanos como empresas, algo que no aporta ningún valor?... ¡Y además los ciudadanos y empresas mantenemos dos cadenas públicas nacionales y varias autonómicas!... Por último, ¿son imparciales o bien están politizadas?...
  • En segundo lugar, las operadoras soportan unas cargas fiscales superiores a muchos otros sectores menos estratégicos, entre impuestos, licencias, tasa de opcupación de espectro, mantenimiento de un servicio universal, conservación de datos, etc. También habría que considerar el exceso de regulación, con distintas normativas en cada Comunidad Autónoma en temas como la instalación de antenas de telefonía móvil. Esto al final repercute en un incremento de las tarifas para los consumidores, siendo España uno de los países donde más caros son estos servicios. Las telecomunicaciones son un sector estratégico e importantísimo para mejorar la competitivad de todo el tejido productivo y se debería reducir la carga fiscal para incentivar la inversión. Los usuarios debería también pagar un IVA menor por este tipo de servicios, puesto que son imprescindibles para un derecho básico de todo ciudadano, el de comunicarse e informarse.
  • En último lugar, ¿qué tienen que ver las operadoras de telecomunicaciones con RTVE? Las televisiones privadas pagarán una tasa de unos 120 millones de euros para financiar a RTVE. Sin embargo, si se tiene en cuenta que RTVE dejará de ingresar unos 500 millones de euros por publicidad, son las televisiones privadas las grandes beneficiadas por la medida. Si bien es cierto que los operadores de telecomunicaciones ofrecen servicios Triple Play con televisión por IP, lo cierto es que por limitaciones tecnologicas y por el retraso en los despliegues de fibra óptica, son pocos los usuarios que podrían contratar el servicio.

Por otro lado, las televisiones públicas han sido un negocio ruinoso a diferencia de las privadas, teniendo la ventaja tradicional de que además de publicidad, recibían subvenciones. Según un estudio de Deloitte del año 2008, la televisión pública costaba cada año cerca de 1.500 millones de euros, o lo que es lo mismo, 170 euros por hogar. Ahora que se elimina la publicidad, por lo que el ciudadano pagará más, directa e indirectamente... ¿No sería mejor privatizarlas y emplear esos recursos para apoyar otros cambios estructurales necesarios para la competitividad de la economía española? ¿O es mejor ganar audiencia a consta de eliminar la publicidad y tener "controlados" a los ciudadanos?