sábado, 12 de noviembre de 2011

¿Ha llegado el momento de privatizar la televisión pública?

El pasado mes de octubre me publicaron un artículo sobre "La injusta tasa de la televisión pública sobre las telecos", donde entre otros aspectos, plateaba el notable impacto que tiene la nueva "Ley General del sector audivisual" en la eficiencia de las operadoras de telecomunicaciones españolas y la necesidad de considerar la privatización de las televisiones públicas.
Durante este mes de noviembre, se han publicado datos actualizados a los que yo manejaba en el informe, que ponen de manifiesto la magnitud del "agujero" que supone la televisión pública. En concreto, según datos de Deloitte, las televisiones cerraron el ejercicio 2010 con 568 millones de euros de pérdidas y recibieron 1.918 millones de euros en subvenciones. Las subvenciones en concreto, crecieron un 23% respecto a 2009. En mi opinión y la de muchos, la televisión pública tiene un altísimo coste para los contribuyentes y la actual deuda española hace necesario replantearse su utilidad y formato. No tiene sentido continuar recortando en servicios imprescindibles como la educación o la sanidad y no hacerlo en la televisión pública, que es un servicio caro, prescindible y que puede ser fácilmente privatizado.
También durante este mes de noviembre, el PP ha planteado la posibilidad de privatizar las televisiones públicas autonómicas dentro de su programa electoral. Además, RTVE tendría un mayor porcentaje de contenidos sociales y seguiría estando financiada con el actual modelo, que fue pactado con el PSOE. En principio, este nuevo planteamiento supondría un menor peso de la televisión para el "bolsillo" de los ciudadanos y empresas de telecomunicaciones. Además es una medida progresista y más acorde al actual panorama audiovisual.



domingo, 6 de noviembre de 2011

Telefónica contraataca a la competencia

La creciente competencia que está sufriendo Telefónica en España, la han llevado a ofrecer ofertas cada vez más agresivas en precios. Sin embargo, también han adoptado otras estrategias que buscan una mayor fidelización del cliente, profundizando en el marketing relacional.
La primera medida importante fue la notable rebaja para siempre en el precio de la banda ancha fija para aquellos clientes con contrato de móvil. Se trata de un paso muy importante en el sector, porque si bien hace unos años se integraron las operadoras fijas y móviles con el fin de aprovechar las sinergias en infraestructura y mantenimiento de red, no ha sido hasta ahora cuando se han empezado a explotar las sinergias comerciales.
Sin embargo, la oferta más atrevida es en mi opinión la anunciada esta semana: regalar los SMS a todos los clientes de banda ancha móvil. ¿Cuál es la principal motivación de esta estrategia? Creo que realmente aquí los competidores no son Vodafone, Orange o Yoigo; aunque por ejemplo Orange, estaba ofreciendo precios fijos muy atractivos por un determinado número máximo de mensajes al mes (Panda 20) o semana (Delfín Prepago). No obstante, en este segmento, la principal amenaza son los OTT (Over-The-Top) como WhatsApp, BlackBerry Messenger, Skype, etc. Estas aplicaciones utilizadas sobre smartphones con banda ancha móvil, permiten enviar mensajes de texto gratis entre los distintos usuarios. Evidentemente, los usuarios no van a pagar hasta 0,15 € por un SMS si lo pueden hacer gratis con otras aplicaciones que ofrecen un servicio, en apariencia, igual. Sin embargo, Telefónica también debería dar una oferta de valor, es decir, defender los beneficios de los SMS y otros servicios respecto a los ofrecidos por los OTT. Aspectos como la interoperabilidad, seguridad, agenda común de contactos, etc., hacen de los SMS una aplicación mucho más interesante que los mensajes de los OTT y aún será más atractiva una vez los operadores lancen comercialmente e-RCS a lo largo del año que viene.
Telefónica también ha decidido poner a "gurus" a sus tiendas físicas. Evidentemente, los usuarios de tecnología no quieren comerciales "vende motos". Tal y como se ha demostrado con las tiendas de Apple, quieren comerciales que sepan de lo que están hablando y que les asesoren técnica y económicamente sobre las soluciones de la compañía. Estoy seguro que estos expertos ayudarán a captar nuevos clientes y fidelizar los existentes y también ayudará a recoger con más precisión las necesidades y demandas de los usuarios, que serán muy útiles para asegurar el éxito de los nuevos productos y servicios.
Telefónica también ha reforzado notablemente la calidad de su servicio al cliente, algo que ya la diferenciaba positivamente del resto de operadores. Ahora, al tratar una avería de banda ancha fija, puedes hablar directamente con el personal de la central a la que estás conectado. Es más, los técnicos de Telefónica incluso llegan a proporcionar su móvil para que el usuario llame inmediatamente si se reproduce el problema. Antes de cerrar la avería te consultan su estado y puedes contestar automáticamente vía telefónica a una breve encuesta de satisfacción.