lunes, 30 de enero de 2012

Megaupload cierra y el P2P vuelve a crecer

Megaupload, portal lanzado en marzo de 2005, empleaba servidores centrales para almacenar los contenidos que intercambiaban los usuarios. Se trata así de un sistema de descarga directa, no de un sistema P2P descentralizado. Es decir, todo el material que circula está sobre servidores y, por lo tanto, Megaupload puede ser considerado responsable de todo lo que está ahí. Además, en un sistema tan centralizado, basta con imponer el cierre de los servidores para bloquear todo el sistema. Es más, Megaupload remuneraba a los clientes que más descargas generaban, a pesar que estas fueran protegidas por derechos de autor sobre las que no tenían ningún derecho de explotación o distribución. Según datos del FBI, Megaupload generaba el 4% del tráfico total de Internet, contaba con más de 150 millones de usuarios registrados y tenía más de 50 millones de visitas diarias. Megaupload estaba así destinado al cierre, tanto por su posible fomento o complicidad en el intercambio de contenidos protegidos por derechos de autor "ilícitamente", como por su enorme popularidad.
En cambio, las plataformas eMule o BitTorrent, emplean arquitecturas P2P puras. Es decir, estas redes no dependen de un servidor central, ni para la indexación de los contenidos ni para su almacenamiento y, por lo tanto, no tienen constancia de los archivos intercambiados. En consecuencia no hay servidores centrales que se puedan cerrar y no hay una entidad central que se pueda perseguir legalmente.
La forma en que se cierra Megaupload, sin embargo, genera muchas inquietudes legales en la comunidad de internautas, pues usuarios tenían contenidos perfectamente legales almacenados, han visto como han perdido todos sus datos, porque otros usuarios empleaban “ilícitamente” la plataforma. Estados Unidos tiene muchas empresas líderes en “cloud computing” (Amazon, Apple, Google, Microsoft, etc.) y el cierre de Megaupload, lejos de acabar con la piratería, generará una gran aversión a un modelo de negocio nuevo y que iba a generar grandes inversiones... ¿Quién se fía ahora de tener sus datos y aplicaciones importantes en la nube?...