miércoles, 5 de marzo de 2008

Blu-ray: el sustituto del DVD

Con el abandono el 18 de febrero de 2009 por parte de Toshiba de la fabricación del formato HD-DVD, se despeja el futuro del sustituto del DVD para la alta definición. Tanto HD-DVD como Blue-ray, éste último liderado por Sony, permiten ofrecer una mejor resolución de imagen y mayor calidad de audio. La diferencia entre el Blue-ray y el DVD es evidente sobre una televisión de alta definición, pudiendo resumirlas:
  • Blue-ray ofrece una resolución de 1920x1080 píxeles frente a los 720x576 del DVD. Los 1080 píxeles por pulgada, de hecho, son considerados como "Full HD" o alta definición total.
  • La capacidad de almacenamiento del DVD es de 25 Gigabytes por cara frente a los 4,7 Gigabytes del DVD. El Blue-ray puede almacenar datos en las dos caras del disco, alcanzando así hasta 50 Gigabytes. Esta capacidad puede que aumente en el futuro, de hecho Hitachi ya ha presentado un prototipo capaz de almacenar 100 Gigabytes, compatible con los reproductores Blue-ray que actualmente existen en el mercado.
  • Con Blu-ray es posible navegar por los menús interactivos del disco al mismo tiempo que se visualiza el contenido audiovisual, mientras que en DVD sólo es posible realizar una acción al mismo tiempo.
  • Con respecto al audio, Blu-ray incorpora diferentes sistemas de alta fidelidad como Dolby Digital Plus, Dolby True HD, DTS HD, etc.
  • Los sistemas anticopia DRM del Blue-ray (AACS entre otros) son más potentes que los del DVD (CSS), ofreciendo funcionalidades como: clave de encriptación de protección del contenido más difícil de crackear, permite hacer una única copia del disco para poder ser utilizado en otros dispositivos, etc.
  • La tecnología Blu-ray es compatible con los DVD tradicionales y los usuarios pueden seguir disfrutando de sus películas en formato DVD y verlas incluso con mayor nitidez, debido al escalado del formato DVD a la alta definición que son capaces de hacer algunos reproductores.

A primera vista no hay diferencias entre el formato físico de un disco DVD y un Blu-ray, ya que ambos utilizan el mismo tamaño (12 centímetros). Las diferencias están en la tecnología de escritura. Blu Ray utiliza un láser azul, de ahí su nombre, con una longitud de onda más corta que la utilizada para 'escribir' los DVD, gracias a la cual se almacena una mayor cantidad de información en el mismo espacio, ya que los surcos son más pequeños.
Aunque ya existen varios reproductores entre los usaurios, sobre todo a partir de PC y consolas, de momento las grabadoras y los discos vírgenes tienen unos precios elevados, estando limitados a unos pocos privilegiados. Además, de momento, al ser una tecnología propietaria, los usuarios con sistema operativo basado en software libre, como Linux, no pueden visualizarlos. En cualquier caso, dada la alta capacidad actual de los discos duros portátiles y la proliferación de las tecnologías de banda ancha de fibra hasta el hogar, donde los usuarios pueden disfrutar de los contenidos online, este formato es difícil que llegue a alcanzar el éxito alcanzado por el DVD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada