miércoles, 20 de agosto de 2008

Explosión de las aplicaciones M2M


Las operadoras de telefonía móvil han encontrado en las máquinas unos nuevos "clientes" con el cual superar la saturación que se ha producido en cuanto a número de líneas en los países desarrollados. Muchos países desarrollados superan la tasa de penetración del 100%, debido no sólo a la utilización de dos móviles por muchos trabajadores, sino por la creciente interconexión de máquinas (M2M) a través de las redes de telefonía móvil. Según datos de la CMT, las líneas de telefonía móvil en España a Junio de 2008 alcanzaron los 49,6 millones, lo que supone una proporción de 109,8 líneas por cada 100 habitantes. Las tarjetas asociadas a máquinas registraron en el primer semestre 220.842 nuevas líneas y ya alcanzan un total de 1,3 millones de líneas, un 43,2% más que en Junio del año pasado. Así, el parque total de líneas móviles, que incluye las M2M, roza los 51 millones de líneas.
Las tecnologías M2M (Machine-to-Machine) permiten las comunicaciones con o sin cables entre máquinas (sensores, actuadores, instrumentos, etc.) de forma autónoma integrándoles en sistemas que prestan servicios. M2M es ampliamente utilizado en el hogar digital, telemetría, control de tráfico, sistemas de seguridad, servicios logísticos, gestión de flotas, etc. Las tecnologías inalámbricas (GSM, GPRS, UMTS, HSDPA, Wi-Fi, RFID, etc.) son especialmente interesantes para aplicaciones M2M debido a la flexibilidad y simplicidad de instalación, nivel de estandarización, tiempo y coste para el despliegue. Las redes inalámbricas ofrecen además una comunicación fiable, segura y económia entre sistemas. Esta comunicación evitará desplazamientos de personal, mejorando así además de la eficiencia, la protección del medio ambiente. Incluso algunos de los dispositivos M2M puede ser hoy en día alimentado a través de energías renovables, en especial la solar.
Los operadores móviles ofrecen servicios de comunicaciones M2M para empresas con tarifas especiales adecuadas al tráfico generado por dichas aplicaciones y tarjetas con un perfil determinado (sólo de datos o voz y datos) que evite posibles fraudes. La comunicación M2M se realiza normalmente entre un centro de control (servidor) y las máquinas remotas. Entre las aplicaciones del M2M en el mundo empresarial, tenemos: envío del nivel de existencias y de efectivo por parte de máquinas expendedoras, lectura de contadores de agua o gas, supervisión remota de servicios públicos (por ejemplo, semáforos), control de los regadíos agrícolas en el campo, detección de averías en una cadena de montaje, apertura de puertas, etc. En cuanto a aplicaciones en el entorno doméstico, podemos destacar: encendido o apagado de electrodomésticos con el teléfono móvil, alarmas y videovigilancia, etc.
Un ejemplo clarificador de su uso puede ser el siguiente: alguien compra un refresco en una máquina dispensadora y resulta que sólo quedan tres botes en stock. Esa máquina, que se encuentra aislada y sin comunicación mediante un enlace físico, puede hacer uso de los mensajes SMS para notificar su estado a un servidor central: “queda poca bebida”. Normalmente esta comunicación se realiza sin intervención manual, por lo que realmente se conectan equipos automáticos en ambos lados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada