Ir al contenido principal

La des-regulación de las telecos

La regulación es algo necesario en todo mercado liberalizado, porque es el mecanismo de asegurarse de que no se producen prácticas que puedan perjudicar a los consumidores o empresas (monopolios, oligopolios, dumping de precios, etc.). Por ello, es importante con contar con entes regulatorios. La actual crisis financiera actual es fruto de una crisis de valores, del "todo vale" llevado a su máxima expresión.
No obstante, también se ha comprobado que las entidades totalmente públicas no siempre son las mejores reguladores -principalmente por su clara conotación política- y que, ante empresas globales, es necesario comenzar a crear entes regulatorios globales que generen un marco claro e integrador, evitando los costes, la complejidad, las ineficiencias y las injusticias que generan distintas regulaciones nacionales, autonómicas, locales, etc.
El caso más claro está es el sector de las telecos, donde a nivel europeo es imposible alcanzar consenso alguno. Es más, en España, donde ya se están autorizando frecuencias de móviles 4G a nivel autonómico, vamos como siempre contracorriente. O regulamos demasiado o no regulamos... ¿no hay un término medio?
Un ejemplo de exceso de regulación se tiene en el despliegue de estaciones base de telefonía móvil. El despliegue de la tecnología de telefonía móvil de tercera generación sufrió un notable retraso en parte, debido a la dispersión legislativa que existe sobre la materia. La regulación de las instalaciones de estaciones base (antenas) se rige desde el ámbito estatal por el RD 1066/2011 de 28 de septiembre, mientras que en el espacio autonómico seis Comunidades (Cataluña, Castilla La Mancha, Castilla León, Baleares, Navarra y La Rioja) disfrutan de sus propios reales decretos, leyes forales o normas territoriales cautelares. Si se descienden al terreno municipal, los operadores se enfrentan a 600 ordenanzas. A esta dispersión legislativa hay que añadir las distintas interpretaciones que las ordenanzas aprobadas recogen sobre distintos parámetros técnicos (niveles de exposición, distancias de seguridad, etc.). Evidentemente, este exceso legislativo lo pagan principalmente los usuarios empresariales y particulares, que no pueden disfrutar con total calidad de una tecnología claramente beneficiosa, pagan parte de sus impuestos en mantener esa vorágine legislativa y pagan precios más altos por los servicios por la ineficiencia en la que incurre el operador.
También hay casos de defecto de regulación que son perjudiciales para los consumidores y empresas. Un claro ejemplo es la regulación de las redes de nueva generación en Europa en general y en España en particular. Mientras en otros países como Japón o EEUU estás redes basadas en fibra óptica han comenzado a desplegarse bajo un entorno regulatorio claro y que incentiva la inversión, en Europa el modelo aún no es del total agrado de ninguna de las partes involucradas y no acaba de haber un entorno regulatorio claro y estable. Esto está ralentizando el despliegue de una tecnología importantísima para el tejido productivo empresarial y para que los usuarios puedan disfrutar de servicios de ocio y comunicación inimaginables a unos costes muy competitivos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comparativa GPON vs EPON

GPON es la tecnología preferida en Norte América, Latinoamérica, Europa, India y Singapur. En Norteamérica los operadores empezaron a desplegar sistemas BPON, pero ya han comenzado la migración a GPON. EPON -también conocido como GEPON- tiene un gran éxito en Japón. En China, Hong Kong, Taiwan y Corea del Sur, se están utilizando ambas tecnologías. EPON ha sido desplegado masivamente en Japón y Corea del Sur, con la participación de suministradores locales (Mitsubishi, Hitachi, etc.). GPON, aunque cuenta con menor número de líneas desplegadas actualmente, es seleccionado por cada vez más operadores como la tecnología para llevar los nuevos servicios sobre fibra óptica, por ofrecer mayores funcionalidades estándar de gestión de la calidad de servicio y ofrecer mayores garantías de evolución futura.
Aunque tanto EPON como GPON fueron definidos el mismo año, en 2004, la mayor sencillez de EPON, supuso una disponibilidad más temprana de equipos comerciales. Además el coste era sensiblemen…

Principales diferencias entre H.323 y SIP

Existen bastantes diferencias entre estos dos protocolos de VoIP. H.323 es un estándar de la ITU-T mientras que SIP, es un estándar más nuevo del IETF. Ambos protocolos realizan las mismas tareas básicas de telefonía (establecimiento de llamada y señalización de su inicio, tonos de marcación y terminación), así como la señalización de características de su mantenimiento, identificación y transferencia de llamadas. Sin embargo, mientras que en las redes H.323 estas tareas dependen de un servidor central (con terminales "tontos" en los extremos), SIP asume un
esquema más descentralizado, desplazando cierta inteligencia hacia los clientes (teléfonos, PC, dispositivos inalámbricos, etc.).Las principales diferencias podemos resumirlas en:H.323 se presentó como una evolución de SS7, diseñado para el control de la señalización en redes de conmutación de circuitos. Por el contrario, SIP está más cercano a HTTP, empleado en Internet, paradigma de red de paquetes. De cara al futuro, es…

El protocolo OMCI

El protocolo OMCI (ONT Management and Control Interface) es el protocolo estándar de GPON para el control por parte de la OLT (equipo de central) de las ONT (equipo de abonado). Este protocolo permite: Establecer y liberar conexiones en la ONTGestionar los puertos físicos de la ONTSolicitar información de configuración y estadísticas de rendimientoInformar autónomamente al operador del sistema de eventos, tales como cortes de fibraEl protocolo OMCI se ejecuta sobre una conexión GEM (GPON Encapsulation Method) entre la controladora del a OLT y la controladora de la ONT y es establecido durante la fase de arranque de la ONT. El protocolo OMCI es asimétrico: el OLT es el maestro y la ONT es el esclavo. Un único OLT empleando diversas instancias del protocolo sobre canales de control independientes puede controlar múltiples ONTs. Los requerimientos de la OMCI dados en la recomendación G.984.4 de la ITU-T son necesarios para manejar la ONT en las siguientes áreas:Gestión de la configuración…