martes, 10 de febrero de 2009

PON vs P2P Ethernet

Las tecnologías PON (Passive Optical Networks) y, en especial GPON (Gigabit PON), son las que más atención han suscitado entre los operadores incumbentes para desplegar redes de fibra hasta el hogar. Sin embargo, no hay que olvidar, que hay muchas redes de fibra hasta el hogar alrededor del mundo, basadas en Ethernet FTTH (Fiber To-The-Home) activo, si bien su peso en cuanto a número de puertos vendidos irá disminuyendo los próximos años. EFM (Ethernet First Mile) es la solución predilecta por municipalities y utilities, que han sido los pioneros en la construccion de redes ópticas en el Norte de Europa. Los principales fabricantes de Ethernet FTTH son ALU, Cisco, Ericsson, Iskratel y PacketFront.
Ethernet FTTH activo se basa en switches Ethernet para transportar a alta velocidad voz, datos y vídeo a casas individuales o edificios de viviendas u oficinas. Existen implementaciones donde los switches no tienen por qué estar en cabinas en la calle, sino que pueden estar ubicados en las centrales del operador con una fibra óptica enlazando a cada uno de los abonados. Ethernet activo suele asociarse a la arquitectura donde los switches están en la calle y Ethernet P2P (point to point) a aquella en la que el equipamiento activo está sólo en la centrales. De estas dos variaciones, la más popular es Ethernet P2P, que es la que compararé con las tecnologías PON.
Existen varias razones que hacen Ethernet muy atractivo: la sencillez y conocimiento del protocolo Ethernet, la sencillez en crear una red de acceso abierto -puesto que a cada hogar llega una fibra desde la central es muy sencillo cambiar de un operador a otro-, permite ofrecer unos mayores anchos de banda por usuario, es más sencillo establecer calidades de servicio y, finalmente, la seguridad es mayor -sin necesidad de encriptación- puesto que las fibras no están compartidas.
Pero Ethernet también cuenta con desventajas respecto a las redes PON, siendo la principal el coste, por el hecho de tener que desplegar una fibra hasta cada abonado - lo cual afecta más en tramos largos- y de tener que utilizar más equipamiento activo -es necesario un puerto por fibra-. El mayor equipamiento activo supone más espacio en las centrales y un mayor consumo eléctrico, aspectos que cada vez tienen una mayor importancia por afectar sensiblemente al OPEX. La fibra en cambio es OPEX y, además, se puede amortizar en varios años.
Las dos tecnologías son capaces de ofrecer anchos de banda y capacidades similares. GPON permite ofrecer unos anchos de banda de pico superiores (hasta 2.500 Mbps) frente a los 100/1000 Mbps de P2P Ethernet. Así mismo, ambas tecnologías pueden ser empleadas para usuarios residenciales y empresariales, si bien los usuarios empresariales son más reacios a compartir la fibra con otros clientes. Sin embargo, estos clientes pueden ser conectados en una conexión GPON no compartida en la OLT.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada