martes, 25 de agosto de 2009

Juventud 2.0: ocio y negocio digital


El pasado Febrero tuve la oportunidad de asistir al FTTH Council 2009 en Copenhagen (Dinamarca). La mayoría de las presentaciones fueron bastante flojas, no mostraban nada realmente nuevo y ponían de manifiesto un notable pesimismo en cuanto al mercado europeo de las redes de nueva generación de fibra óptica. La conferencia que más me gustó fue la de Don Tapscott "Grown Up Digital: The New Web, the New Generation and Fiber to the Home", que ahora he encontrado en la Web.
Don Tapscott es un polifacético ejecutivo, profesor y escritor canadiense, especializado en estrategia de negocio, transformación organizacional y el rol de la tecnología en los negocios y la sociedad. Es autor y coautor de diversos libros que tratan de las aplicaciones de la tecnología en los negocios y la sociedad. Algunos de los más exitosos han sido "The Digital Economy", "Wikinomics" y "Grow Up Digital". Sus libros han augurado la revolución social y empresarial originada por la nueva economía digital y la sociedad de la información y el conocimiento, donde la colaboración que permiten las telecomunicaciones han supuesto un cambio radical en la forma de trabajar, aprender, jugar, pensar, etc.
El autor explica en su conferencia del FTTH porqué es necesario invertir en banda ancha. Estoy totalmente de acuerdo con sus ideas, que resumiré seguidamente con mis propias aportaciones. La nueva generación de jóvenes, acusados en muchas ocasiones de irresponsables y superficiales, es mucho más demócrata, innovadora e inteligente que sus predecesoras, con una capacidad sorprendente de realizar múltiples tareas al mismo tiempo, aprovechar los recursos tecnológicos para su ocio y trabajo, de formarse de forma continua y autodidacta y de adaptarse rápidamente al cambio. Esta es la generación que ha popularizado Flickr, YouTube, Facebook, Blogger, etc., es decir, la que ha transformado la Web 1.0 en la Web 2.0. Estos jóvenes consumen sus propios contenidos, no necesitan que nadie les digan qué pensar, opinar, ver, escuchar, mirar, sentir, etc. Estos jóvenes demandan servicios rápidos, innovadores, colaborativos y personalizados. La banda ancha por fibra óptica es el único medio capaz de soportar las aplicaciones que estos nuevos usuarios, "devoradores" de tecnología, demandan. La inversión en fibra supone un riesgo, pero no invertir en fibra óptica es no invertir en el presente y futuro de una economía de ocio digital y de negocios online globalizados y competitivos.

1 comentario:

  1. Hola!

    Ante todo dar las gracias porque me parece genial este blog, pues refleja, sin dudas, una forma de pensar totalmente diferente, acorde a la actualidad. Pero desgraciadamente aún quedan muchos años en los que lidiaremos con personajes de mentalidad cavernícola, que harán hasta lo imposible por mantenerse en sus puestos, lastrando la sociedad y envitando que existan cambios tecnológicos, que los puedean hacer desaparecer por su incompetencia. A la vez que tratan de dar una visión completamente diferente de lo que piensan. ¡Pura ipocresía!. Quisiera poder estar completamente equivocado en mis comentarios, pues sería beneficioso para toda la sociedad, en especial, para los españoles, que a día de hoy, estamos a la cola de Europa en cuanto a "Banda Ancha" (si se le puede llamar a sí a lo que tenemos), con la que pretenden mantenernos estancados a lo largo del tiempo y por si fuera poco pagando hasta dos veces más que la mayoría de los países Europeos. ¡Acabemos con esta plaga de una vez, o pronto acabarán con nosotros!

    ResponderEliminar