domingo, 30 de enero de 2011

La necesidad de acercar las TIC a la tercera edad

España es uno de los países más envejecidos del mundo, con más de 7,7 millones de personas mayores de 65 años (más del 16% de la población) en el año 2009. Esta tendencia, además, va a empeorar en el futuro, y en el año 2050 según proyecciones del INE, los mayores superarán los 16 millones (más del 33% de la población).
La tercera edad trae consigo habitualmente, problemas de salud, como: deficiencias motoras, visuales, auditivas, intelectuales, etc. Es más, la ruptura con el mercado laboral, los hábitos sociales y, en varias ocasiones, debido a la distancia o a problemas de salud, también los hábitos familiares; lleva a la persona mayor a la soledad y, en los casos más severos, a la depresión.
¿Qué podemos hacer los Ingenieros de Telecomunicación para ayudar a las personas mayores?... La verdad que mucho. En primer lugar, la banda ancha fija y el hogar digital puede suponer para muchas personas mayores que, por salud suelen pasar un gran tiempo en casa, una importante herramienta de ocio y entretenimiento (televisión y vídeo bajo demanda, diarios online, compras online, educación a distancia, etc.), de comunicación (telefonía, videoconferencia, redes sociales, etc.) y de seguridad (teleseguridad, teleasistencia, telemedicina, etc.). Se ha demostrado además, que el uso de Internet aumenta el funcionamiento cerebral y cognitivo en personas mayores, además de autoestima y creatividad. Por otro lado, la telefonía móvil es un importante instrumento para que estas personas vean facilitadas sus necesidades de comunicación y mejoren su autonomía y calidad de vida, así como para localizarles y atenderles en situaciones de emergencia, ofreciendo para ello soluciones tecnológicas más avanzadas que respecto a otros usuarios, como: reconocedores de lenguaje natural, conversores texto-voz, teclados virtuales, videotelefonía, etc.
Sin embargo, casi todos hemos tenido la oportunidad de experimentar en primera persona cómo a nuestros mayores les aterra la tecnología. Las estadísticas también corroboran que la tercera edad está cada vez más alejada de las TIC, por ejemplo, sólo un 11% de los usuarios de Internet en España son mayores de 65 años según datos de EGM/AIMC y menos del 50% dispone de celular según datos del INE.
A pesar de que las operadoras de telecomunicaciones (Telefónica, Vodafone, Orange, etc.) son uno de los sectores empresariales más avanzados en RSC (Responsabilidad Social Corporativa), la tercera edad, no es una de las causas más importantes en los planes de acción social de sus Fundaciones. Los operadores y suministradores pueden ayudar a través de sus planes de acción social empresarial a este colectivo mediante actividades de educación a medida, el desarrollo de productos y servicios adaptados a sus necesidades especiales, descuentos y ofertas especiales, etc.
Hoy en día, en las telecomunicaciones móviles hay más avances que en las fijas. Por ejemplo, las personas mayores con discapacidad visual disponen de terminales con marcación por voz, funciones de voz, botones grandes y la traducción del texto de los mensajes de texto a voz. Otro ejemplo, serían los enfermos de Alzheimer, más de 600.000 en España, para los que las operadoras ofrecen servicios de localización móvil, que permiten saber su localización con un pequeño margen de error en caso de que el afectado sufra de desorientación. Sin embargo, esto es sólo un primer paso y hay aún un largo camino por recorrer y una gran oportunidad en el sector, pues la tercera edad representa una base creciente de potenciales usuarios que realmente tienen una necesidad de tecnología para evitar la exclusión social y mejorar su bienestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada