domingo, 22 de junio de 2008

Beneficios del VOD (Video On Demand)


El servicio estrella sobre las redes FTTH/FTTB (EPON, GPON, etc.) será el vídeo bajo demanda (también conocido por vídeo a la carta o televisión a la carta) o VOD (Video On Demand). VOD es un sistema que permite al usuario acceder a contenidos audiovisuales con la misma calidad o superior que el resto de canales de televisión y controlar su modo de reproducción (pausa, rebobinado, avance, etc.), como si se tratase de un DVD doméstico. A diferencia de los canales de televisión, que son difundidos en broadcast/multicast, estos contenidos son emitidos en unicast desde un servidor de vídeo, teniendo como destinatario el descodificador o STB que cursó la petición (es por lo tanto necesario un canal de retorno).
El VOD es un servicio que está disponible tecnológicamente desde hace años, pero que requiere de un ancho de banda muy elevado, pues hay que considerar que varios abonados "colgando" del mismo nodo de acceso podrían estar disfrutándolo al mismo tiempo. Es decir, es factible de ser ofrecido sobre redes DSL con pocos abonados de IPTV, aunque sólo para abonados cercanos a la central del operador. Este canal es totalmente dedicado y personalizado, es decir, los nodos de acceso no pueden aprovechar de técnicas de multicast para minimizar el ancho de banda necesario por la red para satisfacer la petición del abonado.
Este servicio es, de hecho, utilizado en muchos hoteles para ofrecer no sólo vídeo, también música, juegos, etc. Algunos proveedores de IPTV sobre DSL ofrecen actualmente este tipo de servicio (en el caso de Telefónica sobre su plataforma de Imagenio). Sin embargo este servicio sería insostenible sobre DSL cuando se incremente la base de usuarios de IPTV, que en la actualidad no es posible en muchas ocasiones por inviabilidad técnica (problemas de distancia, calidad del par de cobre, etc.). FTTH/FTTB, gracias a sus elevados anchos de banda sobre una distancia mucho mayor que las tecnologías tradicionales, permitirá que todos los usuarios puedan disfrutar. Además, estos canales podrán ser de televisión de alta calidad o HDTV.
El vídeo bajo demanda es lo que permitirá a los proveedores actuales de IPTV y cableoperadoras diferenciarse de sus competidores de satélite y TDT. Además, de conseguir la fidelidad del cliente, también ofrece una fuente de ingresos adicional, pues el usuario pagará por ver esa película o programa. En este modelo también caben "tarifas planas" ofreciendo un cierto número de programas bajo demanda de visionado gratuito al mes. Otra de sus interesantes posibilidades para el proveedor es la capacidad de ofrecer publicidad personalizada, pudiendo atraer así inversiones de agencias de publicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada