viernes, 31 de enero de 2014

MWC: la imagen de un país

Ahora que se acerca el MWC, me gustaría comparar la logística del MWC de Barcelona y el CeBIT de Hannover, tras mi experiencia del año pasado en ambas ferias. Se trata de un ejemplo, de cómo la Administración española debe mejorar mucho. La organización de un evento así por  parte de Barcelona supone una imagen exterior de la infraestructura y organización del  país, además de suponer cuantiosos ingresos, estimados en 300 millones en el año 2013.
Todos los visitantes acaban encantados por la belleza de la ciudad, su gastronomía y su vida nocturna; pero en cambio, tienen una nefasta impresión del altísimo precio de los hoteles respecto a su calidad, el bajo nivel de inglés de los ciudadanos españoles, los robos que tienen lugar incluso dentro de la propia feria, los enormes atascos y colas, las amenazas o existencia de huelgas y manifestaciones, etc.
El MWC de Barcelona (España) del año 2013 tuvo una asistencia record, con 72.000 visitantes de 200 países y 1.500 empresas. El MWC es un evento más global que el CeBIT, mucho más especializado en el mundo de la telefonía móvil y más orientado al mundo empresarial que para el consumidor final. Fue el primer año en que se utilizó el Gran Vía de la Fira de Barcelona en L'Hospitalet, ya que los años anteriores el MWC había sido ubicado en el recinto ferial de Montjuic. En mi opinión el entorno era mucho menos bonito y céntrico que el anterior, pero los pabellones presentaban un espacio mucho mayor. Los atascos y colas para el transporte público, aunque inferiores a años anteriores, seguían siendo un importante problema.
La feria de CeBIT en Hannover (Alemania) está orientada principalmente a la informática y electrónica para consumidores y empresas. En el año 2013 acudieron 4.100 empresas de 70 países y unos 285.000 visitantes, un 9% menos que el año pasado y muy lejos de la época del "boom" en los años 2000. Es una feria enorme y muy bien organizada, está excelentemente comunicada por taxi, tren, etc. El recinto ferial de Hannover está a las afueras de la ciudad y tiene varios accesos paralelos, lo cual facilita que no se formen atascos y colas y que haya disponibilidad, por ejemplo de taxis, a cualquier hora del día.
Hannover cuenta con poco más de 1 millón de habitantes y Barcelona con alrededor de 1,6 millones. Es decir, aunque el número de visitantes es muchísimo mayor y la ciudad es más pequeña y menos turística, la organización y comodidad para los visitantes es muchísimo mayor en Hannover. Es una pena que España no haya tenido en cuenta estos aspectos lógisticos al construir los recintos feriales, algo que también ocurre con los parques empresariales. En un país donde ha habido tantísimo gasto en infraestructuras "inútiles" (aeropuestos sin aviones, estaciones de alta velocidad sin pasajeros, autopistas sin coches, museos sin visitantes, etc.), se debía haber tenido más sentido común y ético y cuidar este tipo de aspectos, tan importantes para la imagen, reputación, productividad y sostenibilidad del país.
Este año se esperan 75.000 visitantes al MWC y un impacto económico de 330 millones para Cataluña y no me extrañaría que la Generalitat fomente alguna manifestación con esteladas para dañar un poquito más la imagen de España y terminar por incitar a la GSMA a llevarse la feria a otro sitio.




4 comentarios:

  1. Aún y cuando fueron menos visitantes a la feria de Hannover, sigue siendo un número impresionante, creo que en cuanto a Telecomunicaciones se refiere, aún está en su apogeo.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego son las tecnologías las que cada vez atraerán más iniciativa empresarial en lo que a ferias temáticas se refiere.

    ResponderEliminar
  3. super interesante!!! felicidades desde Cuba. soy ingeniera de tele. saludos. Yiyi Sánchez

    ResponderEliminar