jueves, 22 de abril de 2010

Punset sería un buen Ministro de Cultura

Eduard Punset es un personaje entrañable, excelente divulgador y con un gran sentido del humor. Recientemente, ha ganado muchos puntos entre los internautas, debido a sus declaraciones en respuesta a un
polémico discurso de la Ministra de Cultura, Ángeles Gonzalez-Sinde, durante la inauguración del "Foro de las Industrias Culturales". Punset responde a la Ministra: "Las redes sociales son importantísimas, y en esto, ministra, déjame que te diga un presentimiento que ahora tengo"..., "que las ansias de impulsar la cultura en Internet creará en algunos de vosotros la tentación de controlar la Red". Para Punset hay una tendencia a manipular y a considerar que Internet es propiedad de las instituciones del Estado.
En mi opinión es igual, Internet es un medio de comunicación y su gran diferencia respecto a otros medios es que es un medio bidireccional con alcance global y al que se puede acceder desde cualquier momento y lugar, lo cual para muchos es muy peligroso.
Así, por ejemplo, antes era muy sencillo hacer copias "ilícitas" de música en formato cassette, lo que ocurre es que su distribución era más complicada y al final, esas copias quedaban generalmente entre personas cercanas. Con Internet y las redes sociales, la capacidad de distribución es potencialmente ilimitada.
Es cierto que hay que proteger la creación, pero hay que tener en cuenta que en el modelo actual, los creadores son los que menos beneficios perciben en toda la cadena de valor. Es decir, se utiliza a los creadores para intentar salvaguardar una cadena de valor que aporta muy poco a los creadores.
Pero Internet es un medio excelente para los creadores y voy a poner algunos ejemplos de ello. Dalí hizo cuadros fantásticos y todos esos cuadros pueden verse gratuitamente por Internet, sin embargo, la gente va a los museos, porque las sensaciones que transmiten sus cuadros no son las mismas cara a cara que por Internet y nunca lo serán. Dalí a día de hoy utilizaría Internet para dar a conocer sus obras entre más personas, incluso para comercializarlas, para lo cual debe mostrar evidentemente las fotos de sus cuadros. Del mismo modo, hay muchos músicos que han visto aumentar sus ingresos aunque sus obras sean "pirateadas" a través de Internet, porque esto les ha permitido darse a conocer y movilizar aficionados a sus conciertos. Evidentemente, a muchos músicos consagrados esto no les gusta, porque les ha "robado" protagonismo y negocio. Finalmente, una de las razones por las que Windows es a día de hoy el sistema operativo más extendido, fueron las escasas medidas de protección que puso inicialmente y que le permitieron ganar cuota de mercado. Si desde un primer momento, hubiese impedido las copias "ilícitas", a día de hoy, Linux sería el sistema operativo más extendido. Sin embargo, el modelo de distribución anhelado en Internet, es del estilo al del sector de la gran distribución alimentaria, donde el productor es el gran perjudicado y acaba sobreviviendo en base de subvenciones.
Además de todo esto, también hay que tener en cuenta que hay muy pocos creadores reales y la creación es un estado en continuo progreso, donde las aportaciones e interconexiones de otros conocimientos son imprescindibles. Es decir, limitar el acceso a estos conocimientos, transmitidos en muchas ocasiones gracias a Internet, tiene un efecto muy negativo para la sociedad. Además, la creación ha aumentado gracias a Internet, pues ahora son muchos los que pueden darse a conocer y mostrar su obra, necesitando de menos intermediarios que aportaban poco valor. Lo que ocurre es que la cadena de valor no quiere adaptarse a esta nueva realidad y, con ello, se se acaban por hundir completamente. Si los CD costaran en formato digital 5 € en vez de los 20 € del formato físico, la gente no se molestaría en tratar de conseguirlos gratis. De hecho, el negocio de la música en Internet, gracias a la llegada de iTunes y la transformación del modelo de negocio, ha demostrado que tiene éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario