sábado, 21 de julio de 2012

Indignación en las redes sociales en España

Subidas de impuestos, recortes en servicios esenciales como la sanidad y educación, recortes drásticos en investigación, etc., todo para intentar mantener unos privilegios inexistentes en cualquier lugar del mundo. La política del PP es exactamente idéntica a la del PSOE, siendo además totalmente paradójico, que ninguno de los dos partidos cumple con el programa por el que son votados y que estando en la oposición critica las medidas que ellos también aplicarían en la misma situación. Un ejemplo, de este "cinismo político", es la subida del IVA.
Pues bien, un reciente estudio realizado por asesores de la Presidencia dle Gobierno, ha puesto de manifiesto que España es el país con más políticos por habitante de Europa. En concreto, 445.568 políticos, trabajando en los distintos niveles de la administración, empresas públicas, fundaciones, observatorios, consejos, etc. Tenemos un 50% más de políticos que Alemania y más del 100% que Italia y Francia. Parece que hay margen de recorte muy grande. De acuerdo a El Economista, España gasta más de 850 millones de euros en asesores, muchos de ellos con graves carencias de formación y, por su puesto, elegidos a “dedo”. No obstante, su salario medio es de más de 50.000 €. En algunos casos, los asesores superan al número de concejales de un ayuntamiento o de diputados de un gobierno regional. Es sorprendente que el Ayuntamiento de París tenga 36 asesores y Madrid requiera de 254. La propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, manifestaba recientemente los enormes ahorros que se alcanzarían centralizando Sanidad, Justicia y Educación; unas competencias que cuando estaban centralizadas, tenían una calidad mucho mayor a la actual a un coste muy inferior. "No hay dinero para servicios públicos" nos cuentan, pero si hay dinero para todos estos cargos políticos ineficientes, asesores sin formación, coches oficiales y dietas injustificadas, traducciones simultáneas, embajadas autonómicas (+250), empresas públicas que no ofrecen ningún servicio útil (+4.000), televisiones públicas deficientes y sin audiencia, aeropuertos sin aviones, estaciones de tren sin pasajeros, etc.
Las redes sociales ponen de manifiesto el tremendo descontento de los ciudadanos españoles con los líderes políticos, a los que se señala como el verdadero germen que ha corrompido y destruido el país. Es una pena, que un país con empresas punteras, sol, playa, buena comida, gente preparada y trabajadora... esté donde está, por la clase política que tenemos. Si tuvieramos la misma clase política que los países del norte de Europa; España estaría compitiendo por ser la primera economía del mundo. Parece que todo lo que toca la mano "política" como las Cajas, lo destruyen; por otro lado, tenemos bancos españoles como el BBVA o el Banco Santander, a la cabeza del mundo y que no pueden ser aún mejores, porque son relacionados con la "marca país" que transmiten nuestras corruptas y nefastas instituciones, donde se ha politizado hasta la propia Justicia.
Es importantísimo recortar "vicios" públicos, porque todo el impacto de la crisis está recayendo en los ciudadanos. Si España fuera una empresa, esa empresa en vez de recortar gastos, lo que hace es pedir más y más dinero a sus "accionistas". Los accionistas extranjeros ya no creen en la empresa, porque ven un equipo gestor incapaz de resolver los problemas que todo el mundo conoce (los españoles, la troika y los mercados). Cada vez hay menos accionistas nacionales, porque cada vez tienen menos ahorros y una mayor desconfianza. 
Del mismo modo, que las empresas que cotizan en bolsa, en muchos países tienen la obligación hacer un reporte de buen gobierno y una memoria de RSC y sostenibilidad... ¿Por qué no ocurre lo mismo con nuestras Administraciones? Desde luego, las TIC y la integración de las redes sociales en la e-Administración, permitirían un mejor rendimiento de cuentas y participación ciudadana. Los ciudadanos, que somos los accionistas de estas empresas, sabemos muy bien dónde hay que recortar para sanear a la empresa "España". Sin este tipo de medidas, que mejoren la transparencia y participación, la confianza en las instituciones no se recuperará y la marca país continuará degradándose. 


2 comentarios:

  1. excelente blog











    http://www.ipchile.cl/carreras/ingenieria-en-redes-y-comunicaciones/

    ResponderEliminar
  2. Lo de un 50% mas de politicos que Alemania me recuerda lo de los aeropuertos.
    52 en España para 46 millones de habitantes, cuando en Alemania hay 30 para 80 millones. (datos aproximados)

    Si es que desde que comenzo la "transición" hasta ahora se han labrado el campo muy muy bien, ahora son intocables.

    Buen Post

    ResponderEliminar