martes, 11 de septiembre de 2007

Triste final para el PLC en España

Tras varios años en pruebas, las eléctricas españolas decidieron dejar de utilizar las redes eléctricas para competir en Internet de banda ancha. Endesa e Iberdrola comenzaron a ofrecer ofertas comerciales de PLC (Power Line Communications) durante el año 2004 para el mercado empresarial y residencial.
Las principales razones son las limitaciones de esta tecnología, que hacen imposible ofrecer las prestaciones alcanzadas mediante el VDSL2+ y GPON que pronto aparecerán en el mercado español, la imposibilidad de conseguir las mismas economías de escalas en dispositivos de usuario final que mediante otras tecnologías con gran número de usuarios en todo el mundo, y la complejidad de ofrecer una oferta de servicios similar por parte de las electricas a las que los nuevos operadores integrados de telecomunicaciones son capaces de integrar mediante IMS y redes convergentes basadas en Ethernet/DWDM.
Sin embargo, esta tecnología sigue siendo muy interesante para aplicaciones como la telegestión de contadores o la comunicación de dispositivos internos al hogar. En el resto del mundo, las inicitativas serán similares y la aparición de otras tecnologías como Wi-Max, también impedirán el éxito del PLC en países en vía de desarrollo o en zonas de difícil acceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario