miércoles, 6 de agosto de 2008

¿Tienes filtros en tu red de acceso a Internet?


No es nada nuevo decir que la velocidad de las redes de intercambio de archivos por P2P (Azureus, eMule, etc.) y de otras aplicaciones de Internet depende mucho del proveedor de acceso a Internet que se utilice. Pero no sólo en cuanto a que se cumplan las velocidades de acceso contratadas, pues la mayoría de las operadoras no alcanzan ni el 50% de lo comprometido,
también a las acciones "ilícitas" que los proveedores de acceso a Internet toman contra estos programas de intercambio (filtrado de puertos, envío de paquetes de reinicio al router del usuario, etc.).
Hasta ahora, los usuarios sólo podían comprobar si la velocidad de acceso a Internet cumplía con las velocidades realmente contratadas. Para ello disponía de varios test gratuitos de velocidad, como los que ofrece ADSLZone. Sin embargo, recientemente se han conseguido grandes avances para analizar las medidas "ilegales" que utiliza el proveedor de acceso a Internet para filtrar las conexiones. Azureus ha creado una pequeña aplicación integrada en su propio programa de intercambio que permite rastrear la conexión para determinar las interrupciones provocadas precisamente por el reinicio del router. Gracias a esta aplicación ha realizado un estudio sobre un target de 8.000 personas durante el 1-1-2008 al 13-4-2008, dando como resultado una lista de los proveedores de acceso que más obstaculizan el intercambio por P2P. Podemos ver en esta lista como algunas operadoras españolas ocupan puestos destacados en ella: el 34 corresponde a Tele2, el 70 a Jazztel, el 72 a ONO, el 74 a Telefónica, etc. La lista está encabezada por el proveedor norteamericano Comcast, que de hecho ha sido recientemente castigado por la FCC por bloquear las transferencias de sus usuarios. Sin embargo, el estudio no puede asegurar que los problemas se deban a medidas contra las redes P2P, pues también puede deberse a problemas y errores en las conexiones a Internet de algunos proveedores. La EFF (Electronic Frontier Foundation) ha lanzado su primera versión de Switzerland, una herramienta que permite verificiar si nuestro proveedor de acceso a Internet está tomando medidas "ilegales", como degradar el tráfico P2P de programas como eMule o interrumpir llamadas de VoIP mediante programas como Skype. De momento es una herramienta compleja, que sólo funciona sobre línea de comandos, pero es un primer paso para que los propios usuarios auditen la calidad del proveedor.
Los proveedores de acceso a Internet han tenido en las redes P2P su "killer application" con la que comercializar el acceso de banda ancha. La banda ancha ofrece como grandes ventajas una conexión permanente y de alta velocidad, pero su precio es elevado y sus aplicaciones hasta hace pocos años, muy limitadas. Ahora que la banda ancha ya tiene unas economías de escala y un buen abanico de servicios, las redes P2P son vistas como un enemigo para los proveedores, con el argumento de que sobrecargan las redes troncales y que les impiden comercializar ciertos contenidos (a diferencia del modelo seguido en las redes móviles). La realidad es que el usuario paga por una tarifa plana con una velocidad y sin restricción de servicios, horarios, cantidades descargadas; es decir, no debe tener ningún impedimento a hacer con su banda ancha lo que quiera, siempre y cuando cumpla con la ley vigente.
A día de hoy, las redes P2P podemos calificarla como "ilícitas", no "ilegales", porque no hay delito si no hay un fin económico. Es como si prestamos una película en DVD al vecino de al lado, sólo que gracias a la Red ahora nuestros vecinos pueden estar a miles de km. No obstante, este es un debate que corresponde a las entidades de protección de derechos de autor, no a los proveedores de acceso a Internet. Internet nació como una red libre, donde todo el tráfico tenía la misma prioridad, siendo ahora esta neutralidad un tema en continuo debate. En la priorización del tráfico si tienen mucho que decir los operadores, sobre todo en la parte de acceso, porque para ofrecer una red de datos multiservicio de altas prestaciones, donde además del tráfico de Internet se soporte el tráfico de voz y vídeo, es necesario establecer prioridades de tráfico. En las redes de telecomunicaciones, se juega con la sobresubscripción (el overbooking tipo del tráfico de pasajeros aéreos). Puede verse como una medida injusta, pero realmente ayuda a que muchos usuarios puedan aprovecharse durante ciertos momentos del menor uso que están realizando otros usuarios. En cualquier caso, es importante que siempre el tráfico de voz o de vídeo de cualquier usuario, se curse respecto a los picos de tráfico de Internet de otros abonados. Si Internet quiere ser una red global y multiservicio, tarde o temprano deberá hacer algún tipo de filtrado de tráfico, si bien deberá asegurar unos mínimos para cada usuario e independientes del tráfico que él quiera cursar. También es importante que la red respete los principios de libertad de expresión y privacidad, pues en muchos países sigue habiendo censura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario