jueves, 6 de agosto de 2009

Singapur apuesta por el crecimiento basado en TIC


Singapur es a día de hoy uno de los países con mayor penetración de la banda ancha y será también uno de los líderes en redes de acceso de nueva generación basadas en fibra óptica hasta el hogar, gracias a un fuerte apoyo gubernamental. Las redes de nueva generación o NGN (Next Generation Network) son básicas para crear una economía globalizada y productiva, así como para mejorar la calidad de vida y la sostenibilidad. Por ello, Singapur apostó decididamente por impulsar el rápido desarrollo de estas redes con su plan Next Gen NII (Next Generation Infocomm Infraestructure), que permitirán servicios como el grid computing bajo demanda, televisión y vídeo bajo demanda de alta definición, telemedicina, teleducación avanzada, etc. El objetivo es que inicialmente esta red ofrezca anchos de banda de al menos 100 Mbps por usuario, pero que tenga capacidad de superar los 1 Gbps. En 2010, se espera que el 60% de las casas y oficinas tengan acceso a esta red de ultra alta capacidad y en 2021 se espera que la cobertura sea del 95%.
Esta red subvencionada ha sido lanzada sobre la idea de red abierta (open access), con el fin de impulsar tanto la competencia como la inversión. La parte pasiva ha sido subvencionada con 750 millones de dólares y el "NetCo" ganador de la RFP fue SingTel y un grupo de companías que forman Opennnet. La subvención para la parte activa (equipos GPON, routers IP, etc.) ha sido de 250 millones de dólares y el "OpCo" ganador de la RFP fue StarHub. Aunque el ganador de la RFP de "OpCo" parecía que sería SingTel, pues además de ser el operador incumbente contaba con la puntera tecnología de GPON de Ericsson; el hecho de ganar la RFP de "NetCo" y la necesidad de que el "Opco" estuviera operacionalmente separado del resto de proveedores de servicios disminuyó sus opciones. El "OpCo" estará sometido a un estricto control de precios y a obligaciones de servicio universal. Sobre esta infraestructura activa podrán ofrecer en el hogar simultáneamente servicios distintos proveedores o RSP (Retail Service Providers).
Estas tipo de iniciativas parece necesarias para conseguir que las redes de banda ancha de nueva generación sean una realidad en Europa. El único país que parece satisfecho con la regulación y donde todos los operadores han apostado por lanzar redes de fibra es Portugal, donde el Gobierno también ha lanzado un paquete de medidas para impulsar este mercado: subvenciones, créditos a bajo coste, etc. Además, la situación competitiva de Portugal es distinta a la de España, pues el operador incumbente, Portugal Telecom, no tiene una cuota de mercado tan grande. No obstante, en este nuevo mercado, todos parten de la misma posición y el tipo de servicios que se pueden ofrecer son mucho más atractivos que el actual "Triple Play" -que en realidad es un "Doble Play" pues en muchos hogares no se puede ofrecer por un problema de distancias o calidad del par de cobre IPTV- y, por lo que todos los operadores están en las mismas condiciones de conseguir clientes. Si los despliegues siguen paralizados y la regulación sigue sin satisfacer a ninguna de las partes, la única alternativa en España es empezar a impulsar las iniciativas públicas o de entes privados ajenos a las operadoras. Este sector es estratégico para mejorar la productividad y dinamizar el empleo, algo importantísimo para que la economía española vuelva a retomar la senda del crecimiento. España está invirtiendo muchísimo dinero hipotecando el futuro, en mantener el desempleo, no en crear empleo y un modelo económico que permita el crecimiento sostenible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario