sábado, 4 de junio de 2011

Skype: la historia de un pelotazo

Skype fue fundado en agosto de 2003 por Niklas Zennström y Janus Friis, antiguos creadores de Kazaa, uno de los programas P2P de intercambio de ficheros más exitosos de la Red. En tan sólo dos meses, el software ya había sido descargado por más de 1,5 millones de usuarios y había llegado a ser utilizado por más de 100.000 simultáneamente.
En septiembre de 2005, cuando el portal de subastas online eBay, con más de 157 millones de usuarios, adquirió Skype por 3.075 millones de dólares, contaba ya con 54 millones de usuarios en 225 países. El precio pagado por eBay por una empresa que sólo facturaba 5,6 millones de euros, parecía desorbitado, sobre todo dada la cercanía a la "burbuja tecnológica". El enorme potencial de la Voz sobre IP (VoIP) estaba fuera de toda duda, pero como monetizar Skype para conseguir rentabilizar esa inversión, eran palabras mayores.
En septiembre de 2009, eBay vendió el 65% de Skype por 1.900 millones de dólares a un grupo de inversores privados entre los que se encontraban Silver Lake, Index Ventures, el Plan de Pensiones de Canadá y una sociedad conjunta dirigida por el cofundador de Nestcape Marc Andreessen (uno de los inversores más exitosos en tecnología). Así, el acuerdo valoraba Skype en 2.750 millones de dólares, cuando eBay había comprado la compañía en 2005 por 3.100 millones de dólares. Es decir, parecía que eBay estaba perdiendo dinero y el acuerdo permitía a eBay centrarse en servicio de subastas y su sistema de pago electrónico PayPal.
Skype ha vuelto a cambiar de dueño, pues Microsoft compró el pasado mes de mayo Skype por 8.500 millones de dólares. Así, eBay ha vendido el 35% que le quedaba en Skype por 2.975 millones, con lo que ha ingresado 4.875 millones en total. Finalmente se anota unas plusvalías de 1.800 millones. No obstante, el grupo de inversores que contaba con el 65% ha ingresado 5.500 millones, obteniendo así una plusvalía de 3.600 millones en tan sólo 1,5 años.
Microsoft ha realizado la compra más cara de su historia con Skype, pagando un importe de casi 10 veces su facturación. Es cierto que Skype cuenta con una inmensa base de usuarios, 663 millones a 31 de diciembre de 2010, y una marca conocida. Sin embargo, Skype sólo cobra por las llamadas a teléfonos móviles o teléfonos fijos y las llamadas entre usuarios de Skype son gratuitas, por lo que los usuarios que han realizado algún pago por llamadas se reduce a tan sólo 8,8 millones. Es más, Skype es una empresa que ha presentado pérdidas consecutivas casi todos los años desde su creación. Por otro lado, Microsoft tiene una base de usuarios considerando todo su catálogo de productos mayor que Skype y un marca mucho más reconocida y también muy reconocida en el mundo de las comunicaciones unificadas.
Intel pagó por McAfee 7.680 millones de dólares y los antivirus tienen bastantes sinergias con Microsoft, cuyo negocio principal es el sistema operativo Windows. Oracle pagó 7.400 millones de dólares por Sun Microsystems, una empresa que también contaba con muchas sinergias con Microsoft. ¿Por qué ha desembolsado Microsoft 8.500 millones de dólares por un producto que con Windows Live Messenger y Microsoft Lynk ya tenía dentro de la "casa"?
Quizás el área de más futuro de Skype sea la telefonía móvil, haciendo más atractivo al Windows Phone que integrarán los teléfonos Nokia. Para poder utilizar Skype, tradicionalmente, éste debía ser instalado en un ordenador. Es decir, Skype era utilizado principalmente en las casas y en la oficina de trabajo empleando conexiones de banda ancha fija. Sin embargo, con la revolución de los smartphones y la proliferación de la banda ancha móvil, Skype podrá ser utilizado prácticamente en cualquier momento y desde cualquier lugar. Es decir, incluso es posible pensar en modelos de negocio innovadores, como recibir publicidad por tener Skype encendido y no licenciado, pago por el volumen de llamadas realizadas, etc. Sin embargo, tendrá una dura batalla con otras aplicaciones de VoIP como Truphone o Viber y de mensajería como WhatsApp, así como con las futuras ofertas de e-RCS (enhaced Rich Content Suite) y VoLTE de los operadores sobre las redes 4G. También existe potencial de ingresos en la arena empresarial, donde Microsoft ya era muy fuerte en el mercado de las comunicaciones unificadas y, con Skype, acabará de consolidarse como uno de los líderes. Skype también podrá ser integrada en su Xbox y en Outlook, Office, Microsoft IPTV middleware, etc.

1 comentario: