sábado, 12 de noviembre de 2011

¿Ha llegado el momento de privatizar la televisión pública?

El pasado mes de octubre me publicaron un artículo sobre "La injusta tasa de la televisión pública sobre las telecos", donde entre otros aspectos, plateaba el notable impacto que tiene la nueva "Ley General del sector audivisual" en la eficiencia de las operadoras de telecomunicaciones españolas y la necesidad de considerar la privatización de las televisiones públicas.
Durante este mes de noviembre, se han publicado datos actualizados a los que yo manejaba en el informe, que ponen de manifiesto la magnitud del "agujero" que supone la televisión pública. En concreto, según datos de Deloitte, las televisiones cerraron el ejercicio 2010 con 568 millones de euros de pérdidas y recibieron 1.918 millones de euros en subvenciones. Las subvenciones en concreto, crecieron un 23% respecto a 2009. En mi opinión y la de muchos, la televisión pública tiene un altísimo coste para los contribuyentes y la actual deuda española hace necesario replantearse su utilidad y formato. No tiene sentido continuar recortando en servicios imprescindibles como la educación o la sanidad y no hacerlo en la televisión pública, que es un servicio caro, prescindible y que puede ser fácilmente privatizado.
También durante este mes de noviembre, el PP ha planteado la posibilidad de privatizar las televisiones públicas autonómicas dentro de su programa electoral. Además, RTVE tendría un mayor porcentaje de contenidos sociales y seguiría estando financiada con el actual modelo, que fue pactado con el PSOE. En principio, este nuevo planteamiento supondría un menor peso de la televisión para el "bolsillo" de los ciudadanos y empresas de telecomunicaciones. Además es una medida progresista y más acorde al actual panorama audiovisual.



9 comentarios:

  1. RTVE no genera pérdidas, todo lo contrario en 2010 ha cerrado el ejercicio con un superavit del 9,5 millones de euros
    http://www.publico.es/culturas/406341/rtve-cerrara-2010-con-un-superavit-de-9-5-millones

    ResponderEliminar
  2. Santi, tienes todas las referencias a estudios independientes, períodico y auditoras que demuestran el gran ajujero que es la televisión pública. Cuando un ente puede modificar sus ingresos incrementando subvenciones y tasas para que cubran sus gastos de explotación, puede dar virtualmente beneficios económicos...

    ResponderEliminar
  3. prefiero una televisión pública sin publicidad y con una programación de nivel cultural y social, que la TV basura que nos ofrecen las privadas.

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan, Una opinión muy respetable, pero al igual que muchos quieren imponer el copago en un servicio tan importante y que tarde o temprano demanda todo el mundo como la sanidad, que haya una televisión pública en copago. Una opción para mantener el servicio es que quien la quiera ver que la pague y, sin anuncios, tendrá un coste mayor.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ramón:
    que muchos quieran imponer el copago en un servicio tan importante como es la sanidad, no es razón para llevar el mismo razonamiento a la TV. El copago sanitario se puede basar en muchas cosas, como pueden ser la mala gestión que de la sanidad o de los presupuestos generales en particular se está haciendo, o por supuesto, en que la salud es el negocio perfecto, y hay mucha hambre para meterle el diente.
    Cada vez que veo la Tv privada en abierto siento algo parecido a la náusea, así que tal vez haya mucha gente que piense como yo, que tal vez habría que plantear el copago por ver TV privada en abierto y con el dinero que se saque sufragar una TV pública que sea decente. Podemos modelar el mercado a nuestro antojo.

    Hay muchas alternativas, con sentido o sin él, afines al sentido común o desafiándolo. Al fin y al cabo los prejuicios son la máscara que nos enseña cuales son los problemas, cuáles no, y cúal es la solución óptima a cada uno de ellos


    Saludos


    Estrade.

    ResponderEliminar
  6. Hola Estrade,
    Aunque hay una gran posibilidad de recortar gastos en la Administración pública (número y salario de altos cargos, sinergias entre comunidades autónomas, embajadas de algunas comunidades autonómas, coches oficiales, asesores, etc.), lo cierto es que a día de hoy el debate público se está llevando hacia el "pago por uso" de ciertos servicios básicos (sanidad, autovías, etc.). En mi opinión, primero hay que eliminar privilegios y luego recortar servicios al ciudadano, pero la democracia en España, como demuestra la baja representación de UPyD en el congreso y el senado, tiene muchos aspectos de mejora. Lo cierto es que somos un país con una gran y creciente deuda y que la televisión es un servicio en el que se puede recortar. Puede seguir habiendo canales públicos, pero no en la cantidad actual. Tampoco con la programación actual, porque no tiene sentido pagar derechos para emitir películas, eventos deportivos, etc., si hay canales privados dispuestos a hacerlo sin coste para el contribuyente. Estoy totalmente de acuerdo respecto a la baja calidad de la televisión en general, porque en la televisión pública también hay "telebasura". Lo cierto es que los canales de televisión emiten lo que pide el ciudadano y no seamos hipócritas, si hay "telebasura" es porque los españoles la consumen, aunque tú y yo no lo hagamos. Es posible ofrecer una televisión privada donde por Ley haya un contenido mínimo de programas educativos, sociales, en lengua original con subtítulos, etc. Por otro lado, la administración privada ha demostrado ser mejor que la pública, porque además existe un sistema de buen gobierno (mejorable eso sí) mucho más transparente y existen sistemas de control, como la auditoría externa o las propias entidades públicas, como la CNMV en el caso de las empresas cotizantes en la bolsa española.

    ResponderEliminar
  7. "¿Ha llegado el momento de privatizar la televisión pública?"


    Completamente SI. No podemos seguir manteniendo más de 100 televisiones públicas. Son totalmente prescindibles, no son necesarias ni ofrecen ningún servicio básico y cuesta un ojo de la cara.

    ResponderEliminar
  8. ¿No crees que le faltan datos a esta reflexión? Algo elemental: ¿Por qué supones que RTVE es "un agujero" cuando podría ser una empresa eficiente, eficaz y generar retornos? Fíjate en las previsiones de crecimiento del sector audiovisual europeo paras los próximos años. Otro detalle a tener en cuenta: ¿Has analizado la rentabilidad social de RTVE? Gracias!
    isabelpaz.com

    ResponderEliminar
  9. Estimada Paz, Yo no supongo nada, he presentado datos auditados de las enormes pérdidas que genera la televisión pública. También indico, en esta entrada y otras a las que referencio, que puede ser una empresa eficiente, pero la eficiencia no es algo que caracterice a las empresas públicas precisamente. El sector audivisual, efectivamente, está creciendo, pero cada vez más canales y su modelo de financiación, que es la publicidad, se reparte entre más canales y más medios emergentes como Internet. Efectivamente, tengo en cuenta la rentabilidad social, pero como digo en entradas a las que referencio, puedes a través de un consejo de regulación, obligar a la emisión de contenidos sociales en el resto de televisiones privadas. En cualquier caso, puede ser interesante mantener una televisión pública, pero habría que reducir el número de canales y reducir su coste para los contribuyentes.

    ResponderEliminar